Palabras que forman frases
que bailan o vagan a través del aire,
juegan con el viento y acarician a
las personas que recogen sus mensajes.

Mensajes de sentimientos y de buena voluntad,
que nos dan una nueva percepción de la vida
a través del baile de palabras que acaricia el alma
y nos dan esperanza para que el mundo
sea una realidad mágica.

Poesía que comparte sentimientos,
sensaciones de penas y alegrías;
poesía que nos inspira canciones,
y, nos enseña a buscar soluciones
para avanzar por la vía de la vida,
alzando su voz con pasión y satisfacción,
cantando al unísono sus acordes
“la vida es para vivir y aprender a ser feliz”.

Poesía, maravilloso instrumento
que nos hace reflexionar sobre
¿Qué es lo correcto o lo incorrecto?
Poesía que habla de profundas emociones
y profundos sentimientos vividos o muertos.

La poesía nos ayuda a compartir sentimientos
de amor y terror, de besos y puñales,
sentimientos inscritos en el alma
bajo una geometría sagrada.

Poesía de palabras que bailan con el viento,
en cielos claros que asoman en el universo
formado por estrellas, cometas y agujeros negros,
haciéndonos sentir la grandeza del Ser que ha creado
al planeta y al ser humano con su dignidad y pobreza.

Poesía cantada, escrita, esculpida y pintada
con una flor, una mirada, una noche estrellada,
un cielo claro o un cielo escondido entre nubarrones;
todo forma parte de ese arte
de palabras que baila con la poesía.

Como una flor que nace o una flor pisoteada
ambas, nos dicen que
la vida es corta para ser vilipendiada,
“la vida es para vivir y aprender a ser feliz”.

Todo pertenece a la poesía
porque es dicha y desdicha,
destinos que hay que vivir
para aprender a ser feliz.

Muerte, desgarro, dolor,
la poesía lo describe con amor,
profundo sentimiento del alma
que todos conocemos
y echamos de menos sin saberlo.

Hay sentimientos efímeros
y sentimientos eternos
que cada persona vive y siente,
al escribir su poema
como mejor le parece,
sin olvidar que la poesía
es para hacer crecer el alma,
con su luz y belleza,
abrazando los encuentros
en nuestros destinos,
y jamás olvidarla.

(foto de la web)